Metrotopía

  Por mi lado izquierdo escucho portugués, francés intuyo desde mi derecha, imposible para cualquiera entrever este sordo combate en mi cabeza. Bajo el subsuelo viajan vagones que transportan un collage masivo: diversos tonos, dispares colores que decoran parte de mi camino. Cuando la ruta subterránea muere, el embrión de los itinerarios estalla en decenas…

Remanso de Aurora

“Es difícil empezar a escribir una historia dura, pero aún más difícil es escribirla sabiendo que mucha gente te criticará o directamente no te creerá. Me da igual, no escribo esto para hacer amigos. Escribo esto para sentirme mejor conmigo misma, porque hasta que no lo haga no podré superarlo. Empezaré contando una historia de…

LA MUJER DE NINGUNA PARTE: relato en bucle

Se levantó, y con un largo suspiro, se dirigió a la puerta y la cerró con tristeza y desasosiego. Supe que jamás volvería a verle, me despedí de su sombra acariciándola con prudencia. No pude contener las lágrimas, así que empecé a llorar flores. Eso es lo que hacen los árboles. Porque eso es lo…

Destellos que rasgan la noche

Puede que os parezca una madre poco ortodoxa. Hoy he llevado a mi hija a visitar la montaña. No para enseñarle las diferentes especies de árboles que allí habitan, ni tampoco para admirar, siquiera fugazmente, a algún pequeño animal desenvolviéndose en su hábitat natural. Aunque, por supuesto, todo eso también hemos podido hacerlo. Pero el…

Frío

No era alguien que le gustara bailar. Disfrutaba la música, pero eso de apelotonarse con luces estroboscópicas de colores y un montón de gente aspirando todo el aire, no era lo suyo. Sin embargo, iba a esos concurridos lugares donde se socializaba con una mezcla de nocturnidad, ebriedad y alevosía. Lo hacía por salir, con…

Margarita vivía del cuento

Siempre quise ser como Margarita, la vecina del ático. Todos hablaban mal de ella pero yo sabía que escondía algún apetecible secreto. La primera vez que la vi fue en el ascensor, yo llegaba tarde como de costumbre, mi cabello lucía alborotado esperando albergar aves migratorias, vestía la camisa mal abrochada y alardeaba de bragueta…

Campo de batalla: la cocina

-Es increíble pero es así, ¡aquí estamos! El extraño vagón sin ventanas se bamboleaba zarandeando suavemente las cabezas de sus pasajeros. -Owen, en serio, déjalo ya –saltó Julia-. Creo que tengo suficiente con que me hayas liado para venir aquí, así que por lo menos espero no tener que aguantar tus perogrulladas. Owen vio como…

Edén

  A diario, mi espacio circundante me envía mensajes poco velados, alud de reminiscencia incesante envuelto de tu recuerdo obstinado.   Hallo tras la esquina el eco lejano de tu cálido arrullo en la mañana, pero si en el oscuro espejo indago, mi propia espalda inventa tu mirada.   La geometría de tu rostro manso…

Avaricia

  Hay algo bastante desagradable en enterrar un corazón. No en el acto en sí, pues todos acabamos haciéndolo tarde o temprano, hablo más de esa mezcla de tierra, sangre limpia y sangre sucia. Se forma un emplaste que atrapa tus dedos y te inhabilita la capacidad de manipular cualquier cosa. Hay algunos que son…

PEZ HIDRÓFOBO

Esta es la historia de cómo salí de las brasas o más bien dicho, del agua, para meterme en el fuego o si preferís, en el fango. A todos les gusta flotar y a mí lo de estar con el agua hasta el cuello me provoca ataques de ansiedad. Mi madre siempre dijo que era…

Stream: Encuentro en alta mar

El pequeño submarino llevaba días navegando. Las suaves cortinas de agua se descorrían a su paso desvelando los juegos de luz que se derramaban desde la superficie. El hombrecillo había dispuesto unos pedales bajo el timón y los mandos para ejercitarse dado el reducido espacio donde había previsto pasar un sinfín de días. Además, conseguía…

Arañando los resquicios del tiempo

Nadie está a salvo, cuando la guadaña te apunta no tienes escapatoria. No apures tu copa y te apresures en marcharte como si esto no fuera contigo. Has entrado aquí y te has plantado frente a mí. Lo mínimo que puedes hacer ahora es escucharme hasta el final. Quizás no te defraude lo que tengo…