Fräulein Dobermann

La ilustración es de Núria Tamarit, a quien podéis seguir en su web, en Twitter, en Facebook, en Tumblr, en Instagram, o en Behance.   Los caminos que antaño conducían al pueblo de Apolda eran inclementes y descorteses. Karl Louis Dobermann, acostumbrado a recorrer los más apartados rincones del territorio del Gran Ducado de Sajonia,…

El indómito impulso

  Joviales pies en la arena, juegos felices de infantas, jóvenes vidas apenas, segadas en lid nefasta.   Se oyó un funesto alarido, surgió del mar agitado, como el presagio maldito de un vil zarpazo inhumano.   De sangre tiñó la playa, y de angustioso espanto el temple de quien relata el hambre atroz de…

Allende el mar

Este mar es monstruoso. No creo que el pensamiento de encontrarme atrapada en un laberinto me llegase a resultar tan angustioso como la sensación que me provoca estar inmersa en este mar de horizonte borroso. Donde no existen paredes que devuelvan al menos el eco de tu garganta herida. Donde cualquier dirección a la que…

Ciber(N)éticA para no iniciados

Me hicieron pasar a su despacho, que resultó ser una estancia nada ostentosa. Ella se encontraba tras su escritorio, hojeando varios documentos. Me invitó a sentarme haciendo un suave ademán con su mano, al tiempo que sonreía. Tomé asiento y me presenté como corresponsal de la revista “Visiones del mañana”, recordándole la cita que habíamos…

El triste trance del juglar

¿Dónde ha ido a parar mi genio creativo? El público danza embriagado de emoción. Pero para mi alegría no hay motivo, pues otro juglar es quien hace la función. En adelante solo intuyo desgracias. Dudo que se me tenga en consideración. Presagiado error fue acudir a estas nupcias: desoí razones y seguí al corazón. Se…

El fantasma de la kasba

Tras ser plenamente consciente de que me había convertido en un fantasma, llegué a pensar que en esta postrera condición ya nunca podría verme afectado por vicisitud o infortunio de clase alguna. Una vez muerto, ¿qué circunstancias podrían acaecer que me llevasen a una situación peor que la de haber perdido la vida? La verdad…

Metrotopía

  Por mi lado izquierdo escucho portugués, francés intuyo desde mi derecha, imposible para cualquiera entrever este sordo combate en mi cabeza. Bajo el subsuelo viajan vagones que transportan un collage masivo: diversos tonos, dispares colores que decoran parte de mi camino. Cuando la ruta subterránea muere, el embrión de los itinerarios estalla en decenas…