El pacto – Sobre la asesina y la bruja.

Una asesina moría, a las orillas de un río cualquiera en un pueblo como tantos otros. Miraba al cielo nocturno, mientras se le escapaba la vida por una puñalada en el costado, y debatía consigo misma sobre si se trataba de un momento digno de llorar o no. Respiraba con dificultad, en bocanadas cortas y…

El sol despuntando y ella en pijama

Cayó en el mundo como cada mañana, con aturdimiento. Revisó las paredes de su habitación y comenzó a mover el cuerpo para sacarlo de su letargo. Recordaba su vida a piezas y las iba encajando con alegría o disgusto según tocase. Así se dio cuenta de que seguramente sería un día de mierda, con muchas…

¡Oh, musas!

“¡Oh, musas!», gritó. La abarrotada plaza lo miró, dándole la oportunidad de ofrecer un espectáculo a la altura de sus expectativas, y allí estaba. Descamisado, borracho, arrodillado sobre el suelo empedrado y cubierto de barro, y aún así tan solemne y admirado como solía verse. Tal vez por la pasión con la que trenzaba sus…

El bibliotecario

No quería importunar al polvo, esa capa blanca tan etérea que se aferraba a los libros casi tanto como yo, pero los ejemplares que necesitaba se encontraban en un ala antigua de la biblioteca y eso significaba deslizarme por huecos entre estanterías, pasillos zigzagueantes y escaleras de caracol que no habían visto vida en mucho…

Fuera, donde se comen limones

No quería regocijarse en la soledad que la revolvía por dentro, así que se concentró en el limón que tenía delante. Áspero y frío, como de nevera. Amarillo intenso y mucho más grande que los que se veían en el lugar de donde ella venía. Miró a su alrededor, era un salón enorme, diáfano, y…

Ella y su fantasma

Cogió las llaves por la anilla metálica para oírlas tintinear. El aire las agitó suavemente mientras viajaban de la mesa al bolso y luego las dejó caer en el bolsillo grande. Le gustaba el sonido que hacían, delicado y un poco agudo, como varias campanillas chocando entre sí. Corrió al espejo de la entrada e…

Más que ceniza

Aquella mañana me desperté como quien resucita de entre los muertos. La batalla por recuperar mi cuerpo y mi cabeza parecía perdida allí tirado con la armadura anclándome al suelo. Traté de balancearme un poco, conseguí darme la vuelta y mi cara cayó sobre la nieve. Me alivió un poco, pero no me despejó tanto…

El árbol de la bruja

Su vista se paseaba lenta por aquellos árboles tan familiares, impregnados de olor a resina y buenos tiempos. Parecía un vuelo más por entre sus copas enmarañadas, pero esa vez el silencio pintaba un cuadro inquietante. Cada rayo de sol naranja que se colaba por entre las hojas parecía una pequeña maldición según se atenuaba,…