El pingüino pirómano

Poca gente sabe de la existencia de Hunter, el pingüino pirómano. Nacido en la Antártida y criado en los bajos fondos, siempre fue un ave rebelde cuyos padres decidieron abandonar a su suerte tras fundir todo aquello que se interponía en su camino. Nadie nunca había conocido a un pingüino que le gustase más el…

El elogio de las Galápagos

  Carla bajó al bar como todos los lunes para encontrarse con Mara. Llevaba el pelo alborotado después de un largo día de trabajo, y sostenía con delicadeza un cigarro que iba consumiendo a medida que lo aspiraba con fuerza y arrogancia. Al llegar saludó sin mucho entusiasmo y arrastró la silla de plástico de…

Margarita vivía del cuento

Siempre quise ser como Margarita, la vecina del ático. Todos hablaban mal de ella pero yo sabía que escondía algún apetecible secreto. La primera vez que la vi fue en el ascensor, yo llegaba tarde como de costumbre, mi cabello lucía alborotado esperando albergar aves migratorias, vestía la camisa mal abrochada y alardeaba de bragueta…

PEZ HIDRÓFOBO

Esta es la historia de cómo salí de las brasas o más bien dicho, del agua, para meterme en el fuego o si preferís, en el fango. A todos les gusta flotar y a mí lo de estar con el agua hasta el cuello me provoca ataques de ansiedad. Mi madre siempre dijo que era…

Cuando las palabras se precipitan y el silencio cede

    Entré en el bar con mi nube de palabras encima, llovían sin parar. Nadie notó mi presencia, aunque debo confesar que yo andaba absorta en mi mundo, por lo que tampoco percibí más que mi fenómeno meteorológico. Las palabras rebotaban en mi cabeza, lo que habría dado por un parapalabras cargado de silencios….

Monstruito 

No recuerdo qué día anidó, pero era verano. Un verano de esos secos y aburridos, dormilones. Persianas polvorientas bajadas hasta septiembre, un aire salido de los pozos del infierno, una ciudad desierta. Y tanto tiempo libre. Fue un día cualquiera, cuando iba yo con mis mil cosas en la cabeza y nada más que hacer…

La caverna luminosa

Cuando estuve en la caverna, la criatura que descubrí allá abajo clavó su mirada en mí. La imponente amenaza de su gran tamaño me paralizó. Daba la impresión de que estaba esperando a que yo hiciese algo. Pero yo no sabía qué hacer. Había llegado hasta allí después de una fuga sigilosa y ‒al menos…