Monstruito 

No recuerdo qué día anidó, pero era verano. Un verano de esos secos y aburridos, dormilones. Persianas polvorientas bajadas hasta septiembre, un aire salido de los pozos del infierno, una ciudad desierta. Y tanto tiempo libre. Fue un día cualquiera, cuando iba yo con mis mil cosas en la cabeza y nada más que hacer…

La cuenca de los dragones

  El ciclo final de cada año en mi escuela de magia es bastante agitado, sobre todo en la época de asignación de misiones anuales. Era mi tercer año, y ya sabía un poco cómo funcionaba el asunto. Tras dos años dedicando unos días tranquilos y agradables a enseñar hechizos básicos en pueblos remotos de…

La memoria de la piel

Se había prometido no volver a posar, y sin embargo allí estaba, con su sonrisa congelada, desnuda y a solas en casa del pintor. ¿Por qué lo estaba haciendo? Era como si su piel tuviese deseos propios totalmente ajenos a ella, quería liberarse del peso de la ropa y sentir la luz de vez en…

Sinfonía melancólica de otoño

Ada trajo las castañas poco después del amanecer. Recorrió el pueblo con paso alegre, bailando, saltando las vallas y haciendo cabriolas por los jardines, dejando frente a cada puerta los delicados paquetitos de hojas hechos con esmero. Nadie se acercó demasiado para no asustarla, pero mucha gente se asomó con disimulo a la ventana para…

Coralina

  Lua se estaba arrepintiendo de haber emprendido la investigación. Había empezado con una ilustración en una revista, una mujer fantasmal en verdes y azules. Acompañaba a un penoso artículo que hablaba del ser sobrenatural al que llamaban la Coralina, otro más de los innumerables espectros que pueblan los mitos y leyendas por todo el…

Las últimas palabras de Bruno Alarcón

«Tenía la piel caliente como las lagartijas. Miré hacia abajo, agarrándome a la roca con los dedos de los pies, como si todo mi cuerpo me avisara de que saltar a ese agua fría era una estupidez. Con lo cómodo que se estaba arriba, moteado por la luz entre las ramas, tumbado sobre un lecho…

Origen

Canción. Toda la historia del universo pasaba en un instante, impulsada por la fuerza arrolladora de la música del virtuoso sin rostro. Él tocaba, siempre allí, ajeno a todo cuanto sucedía, mientras a su alrededor nacían y morían montañas, se secaban mares, se abría la tierra, y todo volvía a empezar desde el principio, una…

Lejanía

Encierra sus silencios angustiados En arcas polvorientas de recuerdos Deshoja cada instante con sus manos Llorando los dolores venideros A veces se lastima intentando Alzar el vuelo con alas quebradas Y busca su refugio junto a un árbol Que nunca haya escuchado sus batallas Lanza su pena pura y quebradiza Al viento anaranjado del ocaso…

Espino Blanco

Encontraron el lugar al cuarto día, tal y como había predicho el esbelto hombre de cabellos rubios. La travesía en barco había sido dura, y más aún la caminata sobre interminables dunas hacia un destino incierto. Sólo el temor a lo que dejaban atrás les había impulsado a seguir. Por eso, cuando Naziya vio el…

Fantasy World

Aún era pronto, y las avenidas del parque estaban desiertas. Con la primera luz del día, un malhumorado hombre de traje y corbata seguía a sus subordinados, observando minuciosamente todo cuanto le rodeaba. Dirigir Fantasy World no era tarea fácil. Era el parque zoológico de más éxito en todo el mundo, y las razones eran…

Niebla Carmesí

Allí estaban, solos de nuevo. A su alrededor se extendía un paisaje surrealista, una nebulosa cambiante y caótica que a veces era luz, otras fuego y otras pura oscuridad. Estaban frente a frente, él tan pequeño, con las manos vacías y la respiración entrecortada, la sombra irguiéndose amenazante, tan orgullosa, tan fuerte. Sujetaba un sable…

La Última Tormenta

Tantos voluminosos tomos se habían escrito acerca del sacrificio, y tanto había predicado el sabio sobre ello durante su juventud, y sin embargo sólo comprendió su significado en el último instante de su vida. El mundo estaba muriendo. Los bosques milenarios se marchitaban como devorados por una feroz plaga, el viento se había detenido, los…

Fuego

—Eres fuego —le susurró al amanecer. Sus labios rozaban la mejilla de Akane, y las yemas de sus dedos recorrían su cuello, la línea de su clavícula, trazando después un camino hacia su vientre. Ella abrió los ojos y sonrió. Estaba preciosa bajo aquella luz rosada, con el pelo alborotado y unos mechones rebeldes adornándole…

Grullas de Origami

El mar tiene algo que llama a sumergirse y dejarse llevar. El sonido del agua contra los oídos hace que todo lo demás parezca lejano. El cuerpo se vuelve liviano, la piel resbaladiza, los labios saben a sal. A merced de las olas, lo mundano tiene un poco menos de sentido, se vuelve menos urgente,…

Chatarra

A la luz del día la ciudad era un hervidero de actividad, luz y color por todas partes, caras serias, sonrisas, música, voces, un caos multicolor en el que todo parecía estar milimetrado y planeado a la perfección y, sin embargo, nada tenía sentido. De día, la gente iba de un lado a otro en…

El Juramento

El otro lado no era como el guerrero lo había imaginado. Cuando su cuerpo, herido de muerte y extenuado, se desplomó entre los juncos, pensó en el Paraíso, en la felicidad eterna tan anhelada que le habían prometido cuando tomó las armas por su rey. Mientras su vista se iba nublando, no tuvo miedo. Rezó…