La última Hija del Mar

De las nueve hijas del Mar ya sólo vivían tres. Las otras seis habían agotado su tiempo agitando las mareas, revolviendo los fondos marinos y creando corrientes incesantes. Sin duda se lo habían pasado bien y habían cumplido buena parte de los deseos de su padre, pero habían agotado todas sus fuerzas y ya no…

El último golpe

El 30 de octubre de 1974, en un estadio de Kinshasa, Muhammad Ali, contra todo pronóstico, derrotó a George Foreman en uno de los combates más emblemáticos de la Historia. Consiguió el título mundial de los pesados, consiguió relanzar de nuevo una carrera que todo el mundo daba por terminada y engrandeció la leyenda que…

Oráculo

Inhala el humo con fuerza. Concéntrate, exhala y vuelve a inhalar. Es importante conseguir un ritmo continuo, encontrar la vibración que recorre el espíritu y trasladarla al cristal. No puedes pensar en qué quieres ver, eso no sirve de nada, debe manifestarse como una verdad innegable, del mismo modo en que una flor brota en…

La eterna sensación de paz

Teníamos que creer en la paz si queríamos que llegase. Por eso crearon la Esmina y nos la dieron con cada bocanada de aire. Debíamos creer en la paz y sus efectos lo harían posible. La guerra empezó cuando el aire se volvió irrespirable. Dos grandes corporaciones se hicieron con el control de su limpieza…

La actriz que no sabía llorar

La carrera de Sara como actriz estaba a punto de despegar. No tenía ni 20 años y ya había participado en películas premiadas y sus papeles habían alcanzado un gran reconocimiento. Los grandes críticos europeos estaban entusiasmados, el público la consideraba la nueva novia de Europa y las revistas hacían fila en su casa para…

La predicción

Hoy se cumplen 20 años y todavía no ha pasado nada. Me dijo que lo había visto como nunca antes, que las cartas nunca le habían sido tan reveladoras. Iba a perder mi trabajo, me iban a robar, mi mujer iba a abandonarme y se llevaría a los niños. Después me meterían en un asunto…

Los Ocho Sirvientes

El pueblo estaba abandonado. Cualquier vestigio de humanidad había desaparecido. Las casas estaban derruidas, los campos descuidados y las calles vacías. Aún no tenía claro por qué me habían mandado a investigar a un sitio tan inhóspito. Y entonces el medidor empezó a sonar. El indicador de radiación, el mismo aparato que nos enseñaban a…