Reinado anticipado

La ilustración es de Pablo Ilich Para ver más trabajos en su Instagram o Twitter En un escueto desierto, la noche enfriaba la cocida arena. Un perro sin dueño vagaba, husmeando con ansiedad cada piedra y cada matojo, hasta que reconoció el olor. Espero paciente hasta que hubo un movimiento sutil en la arena y asomaron los ojos…

El leñador de bohemia

      Bohemia, tierra de los boyos. En latín se les conocía como boius, pueblo del ganado y pueblo guerrero. La tribu celta que dominó parte de la actual República Checa cuyas historias derivan en leyendas y en olvidadas verdades. La de hoy sigue a un boi concreto cuyo nombre se ha perdido. Cuya…

Pesadillas

    “Una pesadilla es un ensueño que puede causar una fuerte respuesta emocional, comúnmente miedo o terror, aunque también puede provocar depresión, ansiedad y una profunda tristeza. La pesadilla puede contener situaciones de peligro, malestar o pánico físico o psicológico. Regularmente, las personas que la sufren, se despiertan en un estado de angustia y…

Bautízame de pecado

Iba ser la obra de teatro más importante de todos los tiempos, pero acabó siendo un colosal fracaso desde el mismo día de su estreno. El 23 de abril de 1951, en El Capitan Theatre de Hollywood Boulevard, tenía lugar el primer pase de “Bautízame de pecado”. Este proyecto constituía el primero de una serie…

Los Ocho Sirvientes

El pueblo estaba abandonado. Cualquier vestigio de humanidad había desaparecido. Las casas estaban derruidas, los campos descuidados y las calles vacías. Aún no tenía claro por qué me habían mandado a investigar a un sitio tan inhóspito. Y entonces el medidor empezó a sonar. El indicador de radiación, el mismo aparato que nos enseñaban a…

Pachisi

Canción “La guerra siempre trae desgracia. La ferocidad devora pastos, vidas, intenciones…arrasa con todo y siembra las cenizas de una oscuridad permanente. En la tierra de Pachisi la guerra había llegado y el premio era etéreo: la Cúpula de los Ancestros. En los misteriosos bosques de Grüm, dos enemigos se toparon: las criaturas feéricas del…

Fuego

—Eres fuego —le susurró al amanecer. Sus labios rozaban la mejilla de Akane, y las yemas de sus dedos recorrían su cuello, la línea de su clavícula, trazando después un camino hacia su vientre. Ella abrió los ojos y sonrió. Estaba preciosa bajo aquella luz rosada, con el pelo alborotado y unos mechones rebeldes adornándole…