Pachisi

Forest of the Fire Wolves - TubularNiko

Canción

“La guerra siempre trae desgracia. La ferocidad devora pastos, vidas, intenciones…arrasa con todo y siembra las cenizas de una oscuridad permanente. En la tierra de Pachisi la guerra había llegado y el premio era etéreo: la Cúpula de los Ancestros. En los misteriosos bosques de Grüm, dos enemigos se toparon: las criaturas feéricas del este y los altos lobos del sur.

Sus comandantes se encontraron entre las gruesas raíces del bosque. El alto lobo Azol miraba, con inteligencia ardiente, a la voz de los feéricos…el archimago Hirum. El mago le devolvía la mirada, contemplando con admiración y temor, los músculos tensos del enorme lobo ardiente, nacido de las mismas llamas de un volcán.

Dos batallones feéricos miraban en silencio el encuentro, clavando sus picas en el suelo…anticipando la posible carga de los altos lobos. El único batallón de lobos rondaban, dejando ver las llamas internas entre su piel rocosa y negra. Los feéricos no se dejaban engañar por la aparente desorganización del ejército ardiente, los lobos poseían una crueldad coordinada, eran veloces, resistentes y sanguinarios.

Azol, el comandante lupino, se sentó mientras el archimago Hirum daba dos pequeños pasos hacia la bestia, intentando ocultar todo el temor que anidaba en sus centenarios huesos.

—Azol, gran alto lobo del sur, no puedes pasar — exclamó el archimago con seguridad.

—Viejo y despótico Hirum, mis tropas están hambrientas— dijo el lobo sin mover los labios.

—Conoces las sagradas leyes: dos fuerzas no pueden enfrentarse si están en desigualdad numérica. Vuestro número es inferior al nuestro.

—Un alto lobo vale por un batallón entero de feéricos— masculló Azol con un rugido.

—No lo dudo, gran lobo. Vuestras garras son tan afiladas como nuestro ingenio

—Dudar de nuestra inteligencia solo te hace más apetitoso, oh gran archimago Hirum— dijo el lobo acompañando las palabras de una sarcástica reverencia.

—Dudar de nuestra capacidad, solo te hace un envidiable abrigo —contestó Hirum con la misma reverencia llena de sarcasmo.

—Quizá debamos dejar la dialéctica para los branquiales del oeste y resolver esto con fuego y magia.

Justo en ese momento, una campanada lejana resonó entre los troncos del bosque de Grüm. Ambos comandantes miraron como una luz amarillenta se colaba en el bosque. Resonó otra campanada y la luz se intensificó. Los dos comandantes miraron a la lejana y clara luz amarillenta mientras un total de cinco campanadas resonaron.

—Los norteños abandonan su hogar— dijo el alto lobo con fastidio.

—Supongo que los templarios leónidos sí que serán rivales para vosotros, oh gran Azol— comentó Hirum

—No me asustan esos leones bípedos y sus estúpidas armaduras brillantes.

—Los branquiales pronto abandonarán las oscuras aguas del oeste

—Tampoco me asustan esos peces filósofos —ladró Azol.

—Quizá cuando te atraviesen con sus tridentes, pienses en el peligro de su filosofía— dijo el mago sonriendo.

—No se atreverán a ir a la guerra— dijo el lobo convencido.

—Cuando resuenen las cinco campanadas con la luz azulada, quizá estés muerto…siendo gravilla como merecéis los altos lobos

—Mago, las sagradas leyes nos impiden luchar ahora, pero cuando los lobos lleguemos a la Cúpula de los Ancestros, todos moriréis.

—Pues busca otro camino, perro sarnoso…el camino del bosque de Grüm es nuestro.

Y así fue como los feéricos ganaron una contienda sin derramar ni una sola gota de sangre.”

 —————————————————————————————————————————————-

—Abuelo, no he entendido nada.

—A ver, las fichas verdes están haciendo un puente y por eso la ficha roja no puede pasar.

—Pero, ¿A qué venía lo del lobo ese y el archiduque?

—Archimago.

—Lo que sea.

—El parchís es un juego más complejo de lo que crees.

—Me voy a jugar a la Play…

— ¿Seguro? Por detrás está la Oca….” En las oscuras entrañas de la tierra habitan seres tramposos y mágicos que…”

—Abuelo, para.

Arte de: TubularNiko

Puedes ver más AQUÍ 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s