Indiferencia

La ilustración es de Marina López Podéis ver más trabajos en su página web, Instagram o Twitter. Un silencio engañoso rodeaba cada rincón en el mundo conocido. Cada edificio, matojo y antojo estaba en suspensión, a la espera, conteniendo el aliento. Un ser indefinido contemplaba la situación en la lontananza. Sabía que se trataba de un paso natural, pues así…

Edén

  A diario, mi espacio circundante me envía mensajes poco velados, alud de reminiscencia incesante envuelto de tu recuerdo obstinado.   Hallo tras la esquina el eco lejano de tu cálido arrullo en la mañana, pero si en el oscuro espejo indago, mi propia espalda inventa tu mirada.   La geometría de tu rostro manso…

La princesa olvidada

  Entre las brumas matutinas, siempre se adivinaba una silueta de una construcción ominosa de piedra. Las gentes de las aldeas cercanas, eran incapaces de identificar el castillo. A pesar de las envejecidas generaciones y la naturalidad que te otorga solo el tiempo, nadie sabía a qué pertenecía la sombra que se levantaba entre las…

Un anhelo incesante

En la bucólica región de Derbyshire existe un antiguo dicho que con el tiempo ha ido adquiriendo la categoría de verdad axiomática: “Un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa”. El joven Julian Whittemore, con unos ingresos anuales de cuatro mil libras, era la clase de hombre al que se refería la…

Lejanía

Encierra sus silencios angustiados En arcas polvorientas de recuerdos Deshoja cada instante con sus manos Llorando los dolores venideros A veces se lastima intentando Alzar el vuelo con alas quebradas Y busca su refugio junto a un árbol Que nunca haya escuchado sus batallas Lanza su pena pura y quebradiza Al viento anaranjado del ocaso…

Fuego

—Eres fuego —le susurró al amanecer. Sus labios rozaban la mejilla de Akane, y las yemas de sus dedos recorrían su cuello, la línea de su clavícula, trazando después un camino hacia su vientre. Ella abrió los ojos y sonrió. Estaba preciosa bajo aquella luz rosada, con el pelo alborotado y unos mechones rebeldes adornándole…

Chatarra

A la luz del día la ciudad era un hervidero de actividad, luz y color por todas partes, caras serias, sonrisas, música, voces, un caos multicolor en el que todo parecía estar milimetrado y planeado a la perfección y, sin embargo, nada tenía sentido. De día, la gente iba de un lado a otro en…