Edén

eden

 

A diario, mi espacio circundante

me envía mensajes poco velados,

alud de reminiscencia incesante

envuelto de tu recuerdo obstinado.

 

Hallo tras la esquina el eco lejano

de tu cálido arrullo en la mañana,

pero si en el oscuro espejo indago,

mi propia espalda inventa tu mirada.

 

La geometría de tu rostro manso

emerge tras cada gélido rincón;

cada sombra, un ayer revelado,

no suena música, y oigo tu canción.

 

Crecí en tu gran jardín, próspero y lúdico,

creyendo que no vería el invierno,

la despedida fue un enigma trágico:

devino mi memoria en monstruo hambriento.

 

El Edén es un paraje fantástico,

mas no se entienda mal tal comentario,

más que por ostentar un halo mágico,

por existir solo en mi imaginario.

 

La fotografía es de Claudia Amuedo, a quién podéis seguir en Tumblr, Instagram, Facebook, Flikr, Behance, o Twitter.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

    1. Daniel Pereira dice:

      Gracias 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.