El sol despuntando y ella en pijama

Cayó en el mundo como cada mañana, con aturdimiento. Revisó las paredes de su habitación y comenzó a mover el cuerpo para sacarlo de su letargo. Recordaba su vida a piezas y las iba encajando con alegría o disgusto según tocase. Así se dio cuenta de que seguramente sería un día de mierda, con muchas…

Turquesa

«Soy Lawrence y ahora tengo doce años. Mi cumpleaños es el 14 de diciembre y soy sagitario. Mi color favorito es el turquesa.» Esas fueron las últimas palabras que escuchó. Iban acompañadas de risas de niños jugando en el parque. Risas de dientes faltantes, de magulladuras en las rodillas, de emoción sincera. Visitaba el parque…

Canto del cisne mudo

Un relato que nos cuenta la historia de una presencia que se resiste a abandonar los rincones oscuros de la memoria.

¡Oh, musas!

“¡Oh, musas!”, gritó. La abarrotada plaza lo miró, dándole la oportunidad de ofrecer un espectáculo a la altura de sus expectativas, y allí estaba. Descamisado, borracho, arrodillado sobre el suelo empedrado y cubierto de barro, y aún así tan solemne y admirado como solía verse. Tal vez por la pasión con la que trenzaba sus…

Gatete

Despertar siempre era lo peor. Dormía en un agujero en la pared, sobre una rejilla de metal y tapado con una manta que se había fabricado con retazos que se había ido agenciando con los años. De cojín, una mullida piedra. No había más. A pesar de que era bajito, tenía que dormir encogido en…

El bibliotecario

No quería importunar al polvo, esa capa blanca tan etérea que se aferraba a los libros casi tanto como yo, pero los ejemplares que necesitaba se encontraban en un ala antigua de la biblioteca y eso significaba deslizarme por huecos entre estanterías, pasillos zigzagueantes y escaleras de caracol que no habían visto vida en mucho…

Cazadora de Neón

La ciudad respiraba como si tuviera un edema pulmonar sin tratar. Pesada, silbante, agónica. Las fachadas de los edificios se lanzaban hacia delante, intentando devorar a los viandantes conectados permanentemente a la red. Sus skins brillaban en sus globos oculares mientras movían los dedos con rapidez en el aire. Abrían menús y pujaban con cryptos…

Fuera, donde se comen limones

No quería regocijarse en la soledad que la revolvía por dentro, así que se concentró en el limón que tenía delante. Áspero y frío, como de nevera. Amarillo intenso y mucho más grande que los que se veían en el lugar de donde ella venía. Miró a su alrededor, era un salón enorme, diáfano, y…

Explosión

Tengo un miedo terrible a que todo explote. Por las mañanas, me caliento el café en el microondas tapándome los ojos con las manos, para no ver la más que posible deflagración del electrodoméstico. Me meto en la ducha y me vacío un cubo de agua helada por encima que he llenado previamente con el…