Conjetura del perpetuo movimiento

andrea-corredorb

La ilustración es de Andrea Jano, a quien podéis seguir en Instagram o Facebook.


 

Dicen que no lleva destino quien corre.

Y lo dicen ellos, que agotan sus horas

girando en norias sin posible horizonte.

 

Creen que sale antes de que el alba rompa

para evitar las aves de mal agüero

que, ruines y aviesas, persiguen su sombra.

 

Dicen que corre porque quiere ser viento,

olvidarse de todo, huir del bullicio,

fingir que no pesa y vivir el momento.

 

No entienden que no es levedad lo que ansía,

sino más bien, como afinada maquinaria,

crear movimiento a partir de energía.

 

Dicen que es presa de una fatua costumbre,

y que ante los miedos que impulsan su marcha

yergue un falso refugio de certidumbre.

 

Ignoran que la situación es contraria:

quien domina el pulso de su interna lumbre

no alberga temor y a su espíritu sana.

 

Indaga un camino a través del paisaje,

que a cada minuto sigiloso cambia.

Hallar el buen rumbo es el quid de este arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .