Vacaciones de Muerte

Soy adicta al trabajo, sí, me definiría como una especie en peligro de extinción. No puedo evitarlo, soy incapaz de disfrutar de la nada y me siento inútil sino estoy realizando mi cometido.  Pero los años pasan y el estrés aprieta, así que, haciendo caso omiso a mi naturaleza productiva, decidí que solo por este…

Las últimas palabras de Bruno Alarcón

«Tenía la piel caliente como las lagartijas. Miré hacia abajo, agarrándome a la roca con los dedos de los pies, como si todo mi cuerpo me avisara de que saltar a ese agua fría era una estupidez. Con lo cómodo que se estaba arriba, moteado por la luz entre las ramas, tumbado sobre un lecho…