La misteriosa vida de Luther Q.

El escritor confiaba en su imaginación. Consideraba que su mente era un afinado mecanismo de creatividad capaz de confeccionar historias tan intrincadas como las que surgían de las interacciones cotidianas, propias del mundo real. La única concesión que su inspirado talento hacía al mediocre escenario de la realidad era en lo relativo al aspecto de…

Ajenos

«(…)Se abrió un mundo de posibilidades que nunca nos habíamos planteado. El intercambio de esencia permitía, no solo percibir el mundo desde otro punto de vista, sino incluso sentirlo. Los humanistas lo sintieron como una cura para el racismo o sexismo…aunque el corporativismo engulló los usos que ellos mismos tildaban de «útiles» desvirtuando en gran medida…