Un buen día para morir

No había caído en la cuenta de que usar agua oxigenada solo valía para las prendas recién manchadas. La sangre seca difícilmente salta, había que aprovechar cuando aún estaba húmeda…aunque claro, entre envolver el cuerpo en plástico, esperar a la noche, cavar, transportar 90 kilos de peso muerto (já) y volver a tapar el agujero;…