Tres piezas

Las fachadas de los moteles siempre han sido un conglomerado de mustia mierda y capa sobre capa de pintura, pero esta en concreto te traería un recuerdo que quizás no sepas ubicar. En la habitación 2B, la única ocupada, se oía un grifo de agua abierto. Una chica intentaba encontrarse en su reflejo mientras las…