Frío

No era alguien que le gustara bailar. Disfrutaba la música, pero eso de apelotonarse con luces estroboscópicas de colores y un montón de gente aspirando todo el aire, no era lo suyo. Sin embargo, iba a esos concurridos lugares donde se socializaba con una mezcla de nocturnidad, ebriedad y alevosía. Lo hacía por salir, con…