El indómito impulso

  Joviales pies en la arena, juegos felices de infantas, jóvenes vidas apenas, segadas en lid nefasta.   Se oyó un funesto alarido, surgió del mar agitado, como el presagio maldito de un vil zarpazo inhumano.   De sangre tiñó la playa, y de angustioso espanto el temple de quien relata el hambre atroz de…