El día de la revolución literaria

Hace una semana me di de alta en Netflix. Sí, lo sé, craso error. Estaba harta de no poder participar en las conversaciones de mis amigos y no podía soportar más spoilers de series que no tenía planteado ver pero que ya me habían frustrado.  Así que inicié sesión, introduje la contraseña y voilá, cuatro…