Reinado anticipado

La ilustración es de Pablo Ilich Para ver más trabajos en su Instagram o Twitter En un escueto desierto, la noche enfriaba la cocida arena. Un perro sin dueño vagaba, husmeando con ansiedad cada piedra y cada matojo, hasta que reconoció el olor. Espero paciente hasta que hubo un movimiento sutil en la arena y asomaron los ojos…